El equilibrio entre la tecnología y la creatividad

ikea-seo-destacada

Ikea nos trae una nueva campaña que comprueba que la tecnología no tiene que ser fría, que nos puede hacer sentir un poco mejor o sacarnos una sonrisa. Y es que esta marca, siguiendo el ejemplo de Spotify o quizás por pura coincidencia, nos demuestra una vez más que es posible humanizar datos analíticos, cuando se los usa de manera creativa.

Esta marca sueca tiene como propósito resolver los problemas reales que las personas tienen en su vida diaria. Y gracias al SEO (Search Engine Optimization) lograron recordarle a sus consumidores que están ahí, siempre listos para ayudar.

Retail Therapy

Esta campaña fue producida por la agencia sueca Åkestam Holst, la cual ha explorado durante todo el 2016 las dinámicas familiares bajo el concepto “Where Life Happens”. Los hemos visto desarrollar ideas que tocan temas desde relaciones duraderas, divorcio hasta una relación padre-hija.

Pero mientras todos estas campañas anteriores tratan temas reales de manera sutil, esta vez se lanzaron por completo y decidieron crear un landing page en el que sus productos tienen los nombres cambiados para coincidir con las búsquedas más frecuentes en Suecia.

SEO no es solo para vender

Siempre se ha creído que tener un buen posicionamiento SEO está directamente relacionado con las ventas. Pero esta campaña demuestra que, la información que Google proporciona sobre las búsquedas, puede (y debería) ser usada para entender mejor a los consumidores. Es a través de SEO que Ikea logra conectarse con ellos de una forma diferente y divertida.

Lo inteligente de esta campaña radica en la combinación de tecnología con creatividad. Ikea, con humor, plantea la posibilidad de ayudar a resolver problemas de la vida diaria, que en teoría, nada tienen que ver con la compra de un mueble u objeto de decoración. Y como bonus, claro, cada vez que alguien busque en Google alguno de estos problemas, le aparecerá como primer resultado la página de Ikea, con el producto correspondiente.

Es una campaña que no se toma a sí misma demasiado en serio. “Sea un esposo que ronca, un hijo que no para de jugar videojuegos o cualquier otro problema de relaciones que puedas tener, Ikea puede venir al rescate… o por lo menos hacerte sonreír un momento mientras continúas Googleando la solución a tu problema”.

¿Funcionará?

Aún está por verse. Pero definitivamente esta campaña es un gran recordatorio para las marcas. Por un lado tenemos que darnos cuenta de que quizás, hacer que los nombres de nuestros productos o sus descripciones reflejen los problemas que nuestros clientes quieren que les resolvamos, no es una idea tan descabellada. Por otro lado, reconozcamos que tenemos muchísima información acerca de nuestros clientes. Como lo dijimos en la nota acerca de Spotify: nada de lo que las personas hacen en la web, pasa desapercibido. Está ahí y tenemos que saber usarlo. La Big Data, el SEO… son herramientas que tenemos que usar creativamente.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply