Polaroid celebra la magia del análogo

POLAROID ONE SHOT

Dos creativos de R/GA Portland y un director de arte creen que han encontrado la forma de revivir la fotografía analógica. Todo, por supuesto, con un poco de ayuda de Polaroid.

“Con el auge de la fotografía digital y especialmente en los portafolios que vemos, se siente como si se hubiera perdido una parte de la artesanía de la fotografía analógica“,  dijo Zack McDonald, uno de los miembros del equipo detrás de One Shot. Este proyecto está lanzando su cuarta edición de estampados exclusivos, esta vez junto Polaroid.

Cada disparo importa

Para cada edición de impresiones, este grupo selecciona a algunos fotógrafos. Normalmente, cada uno elige la cámara con la que quisiera trabajar y One Shot toma todos los negativos y los quema. Esta vez, las cosas fueron ligeramente diferentes. Los tres fotógrafos usaron una cámara Polaroid, por lo que no había ningún negativo que quemar.

“El fotógrafo no puede curar su trabajo en absoluto. Si sueltan la cámara y se dispara, esa sigue siendo una de las tomas. El objetivo es que cada toma sea parte de un todo. No hay segundas oportunidades”, explicó McDonald.

Una vez que el fotógrafo termina la sesión, One Shot toma las imágenes y las vende en línea en su tienda. ¿Lo interesante? Los compradores no pueden ver la imagen antes de comprarla.

Para la cuarta colección, la tienda muestra el trabajo de tres fotógrafos: Driely Carter, Stephanie Gonot y Robbie Augspurger. Los compradores pueden seleccionar a uno de los tres fotógrafos y luego seleccionar una imagen, enumerada del uno al 24. Esto les da la oportunidad de tener una fotografía especial y única de un fotógrafo prometedor o uno establecido. Cada foto tiene un precio de $50.

Los fotógrafos tomaron sus 24 fotos en la nueva cámara One-Step I-Type de Polaroid, una nueva versión de la famosa cámara de los años 80.

One Shot originalmente contactó a Polaroid después de trabajar en su último conjunto de fotos. Para ese proyecto, One Shot se asoció con una productora con sede en Ámsterdam, Halal. Solo por una noche, One Shot abrió una galería con las diferentes fotografías para que las personas pudieran verlas expuestas. Al finalizar el evento, todos los negativos fueron destruidos.

one-shot1

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply