La empatía y la tecnología son las herramientas para innovar.

Fernando Vega Olmos, ex Chairman del Consejo Creativo Mundial de JWT y Alex Pallete, ex Planning de JWT Global Task Force, estuvieron en Ojo de Iberoamérica y dictaron una conferencia llamada: Del storytelling al storydoing.

En dicha charla compartieron su visión de la industria de la comunicación, el marketing y lo que hay que esperar de estos tiempos de cambios constantes. A continuación, responden unas preguntas vinculadas a la innovación en la región.

Teniendo en mente que cada mercado es diferente, ¿de qué manera puede innovar América Latina?

AP: Da igual, la innovación está en la aplicación y no en la creación. Lo importante es ver las cosas y las ideas con las que se cuenta y preguntarse por una implementación diferente. Tampoco creo que sea cuestión de presupuesto.

FVO: Yo diría que hay que festejar el fracaso, hoy el mundo está enfermo de éxito. Muchas de las cosas que se darán, van a suceder  porque la gente acá persiste y se dice: “acá había algo que valía la pena y  ahora hay que mejorarlo”.  Por otro lado, no hay que dejar de ser optimista.

 

¿Cuáles consideran son las herramientas adecuadas para innovar?

AP: Hay dos herramientas claves. La una es humana y la otra es física; la primera es la empatía y para innovar es importante saber lo que las personas necesitan, la segunda es la tecnología, y no necesariamente se trata de lo digital.

 

¿Entonces se puede innovar sin tecnología?

AP: Absolutamente, hay grandes soluciones innovadoras que no tienen nada que ver con la tecnología.

 

¿Qué consejo le darían a los planners o publicistas del Ecuador acerca de la situación del mercado mundial actual?

FVO: Que piensen en la gente, que tengan en mente que las cosas que se desarrollen sean útiles para las personas. Para que algo sea relevante o valioso tiene que ser útil para las personas.

AP: Hoy más que nunca hay que dejar de hablar de consumidor y comenzar a hablar de usuario, es decir alguien que está usando algo, que necesita algo. Por tal motivo, cuando hay que ser empáticos y ponerse los zapatos de otro, primero hay que sacarse los propios.

 

Categoría: Innovación

Subcategoría: The Insighters

Peña y Casal, una historia marcada por la creatividad.

 

Juan Javier Peña y Ricardo Casal son una dupla que trabaja en David, la reciente agencia de la red Ogilvy que está destacando por reunir a las mejores cabezas de la industria publicitaria.

Los ecuatorianos se desempeñan como copy y Director de Arte respectivamente y realizan campañas regionales y mundiales para distintas marcas tanto del mercado latino como del americano.

 

¿Qué opinan del mercado publicitario del Ecuador? ¿Qué necesita cambiar?

RC: Existe una verdadera envidia, un egoísmo entre todos. Cuando una agencia gana un premio en vez de haber un tipo de motivación para hacer las cosas mejores, o sacar el pecho por el país, lo que sucede en que se empieza a atacar a esa persona.

En Ecuador la gran mayoría de creativos no acepta que la publicidad es un negocio y hay que saber aprovechar las oportunidades. Es importante, además que se desarrolle el circulo de creativos, considero que cuando quede establecido muchos de estos problemas quedarán atrás. Finalmente, hay que comenzar a desarrollar semilleros, hay que dejar de lado esa idea de que el redactor le va a robar el puesto a Director Creativo, se trata de mejorar la calidad de los trabajos que se realicen, de mejorar todos.

 

¿Cuál es la diferencia de David del resto de agencias de la red?

JJP: A pesar de que pertenecemos a la red de Ogilvy, David se está empezando a manejar de manera muy independiente. Es una agencia mundial porque nos llegan pedidos para clientes en EE.UU. por ejemplo, o campañas para toda Sudamérica. Es una agencia que  tiene presencia en todo el mundo.

 

Y en cuanto a la estructura de trabajo ¿cómo es, cómo se maneja?

JJP: Es igual que cualquier otra agencia. Pero a diferencia de en Ecuador, acá sí existen las duplas. El departamento creativo es mucho más organizado y estructurado. Además, los Directores de Arte no son simple diseñadores, también piensan como redactores y hacen campañas.

 

¿Cómo llegaron a ser dupla?

JJP: Nuestra relación fue un poco rara porque los dos somos redactores y trabajamos en agencias diferentes, pero debido a concursos estudiantiles de la universidad nos juntamos. Llegamos a ganar el oro estudiantil del Ojo y el premio fue una beca en la “escuelita de creativos”, así que dividimos la beca y nos fuimos a estudiar.

RC: Mientras estábamos estudiando nos metimos en algo que se llama “Face to Face”, que organiza el Círculo de Creativos en la que diferentes Directores Creativos de varias agencias ven tu portafolio y te ayudan a mejorarlo. Fue algo muy bueno ya que hizo que tengamos piezas  con una mejor calidad. Gracias a esto logramos ingresar a una agencia.

 

¿Les fue difícil entrar a trabajar?

RC: ¡Yo creo que tuvimos suerte! Aunque no me crean, acá lo que menos hay son creativos. Y eso es un negocio para los extranjeros, ya que los que vienen, vienen a hacer lo que más les gusta y a trabajar duro.

 

¿En dónde se ven en un par de años?

RC: Indudablemente, nos gustaría regresar al Ecuador, quisiéramos abrir una agencia allá.

JJP: Acá hemos conocidos un grupo de gente y profesionales con los que nos encantaría trabajar. Una de las cosas que impulsó el boom creativo en Argentina fue cuando los mismos creativos comenzaron a ser dueños de agencias y queremos eso. Si analizamos el mercado muchos creativos están siendo dueños de empresas, porque entienden a los clientes y tienen más apego por hacer buenas ideas.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply