El destino es creativo para unir a las personas

El destino hizo que mi vida se cruzara con la de Anselmo hace 17 años. Fue en Y&R Madrid. Éramos jóvenes y con las mismas ganas de comernos el mundo.

Nos gustaban las mismas cosas. Teníamos las mismas referencias. Admirábamos a las mismas agencias. Nos sabíamos de memoria los One Show. Cada director de arte, cada copy. Trabajamos juntos durante año y medio. Aunque por la intensidad de la agencia y las horas de trabajo, la sensación fue que trabajamos juntos 10 años.  Anselmo primero se fue a Miami y después a Nueva York y como, además de compañeros de trabajo nos hicimos amigos, fui a visitarle a ambas ciudades.

El destino hizo que mi vida se cruzara con la de João hace 16 años. También fue en Y&R Madrid. Yo estaba saliendo de la agencia rumbo a Saatchi & Saatchi y él llegaba de Lisboa. Durante los años que João vivió en Madrid nos hicimos como hermanos. Después, cuando volvió a Lisboa, fui a visitarle muchas veces. Y cuando años después tuvo a los gemelos, me pidió ser el padrino de su hija Olivia.

El destino hizo que mi vida se cruzara con la de Alê hace unos 7 años. Fue durante mi primera visita por vacaciones a Rio. Estaba visitando a Anselmo y Camila en São Paulo y me dijeron que por qué no iba a conocer Rio. Allí Alê, un gran amigo de ellos, me enseñaría la ciudad. El destino había hecho que las vidas de Anselmo, Alê y Musa se cruzaran en la Universidad mientras estudiaban juntos. Fui a Rio y aunque no me conociera de nada, Alê se portó conmigo como si me conociera de toda la vida. Durante esos días me contó cómo había decidido dejar su puesto de Director General en Mccann Rio para hacerse director.

El destino hizo que mi vida se cruzara de nuevo con la de Anselmo. Yo tenía ganas de aventura. De vivir otra vida fuera de España. La idea era irme a Estados Unidos. Llamé a Anselmo para pedirle contactos de headhunters en Nueva York, pero me dijo que antes de dármelos quería hacerme una propuesta. Necesitaba un director creativo para la oficina de Rio y creía que yo podría ser la persona perfecta para ese puesto. Después de pensarlo mucho, acepté la propuesta.

El destino hizo que al mismo tiempo que Anselmo estaba hablando conmigo para ir a Ogilvy Rio, también estaba hablando con João para incorporarse a Ogilvy São Paulo.

El destino me llevó a Rio hace 2 años. Una de las primeras ideas que conté a Anselmo era hacer una tarjeta de donación de órganos para un equipo de fútbol. Así el corazón de los fans podía seguir latiendo por su equipo incluso después de morir. La llamamos “Immortal Fans” y estuvimos trabajando en ella durante año y medio. Con esa idea Ogilvy Brasil ganó el primer Grand Prix en Cannes de su historia, además de un montón de leones y otros premios. Pero el mejor premio que ganamos fueron todas las vidas que salvamos. La fila de espera de trasplante de corazón y córnea se quedó en cero y el año que lanzamos la campaña fue el año con más donaciones de órganos de la historia.

El destino hizo que el VP Creativo de la campaña fuera Anselmo Ramos. El CEO fuera Fernando Musa. El Director de Arte fuera João Coutinho. El Director fuera Alê Braga. Y el Redactor yo.

Gracias destino.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply