La IntensaMente de los Innovadores

Rodrigo

Las emociones siempre están al límite del drama, las lágrimas o la película romántica, incluso en muchas empresas son vistas como fuente de debilidad; pero cuando pedimos pasión, alegría, involucramiento, empatía o conexión con los consumidores, siempre estamos hablando de emociones.

Al momento en que Pixar –sinónimo de buenas prácticas y resultados de innovación– decide hacer una película en la que se explican las emociones y se convierte en  éxito mundial, ¡nos llenamos de alegría!, porque ahora las emociones, sus distinciones y sus roles, se van a poner de moda, instalándose en el lenguaje cotidiano de los niños (al menos).

intensamente

¿Qué relación tiene esto con la innovación? TODO.  El proceso de innovación lo hacen personas, nunca solas. Personas que enfrentan el desafío de innovar asumiendo diferentes roles, construyendo redes.

Por otro, lado debemos dosificar las emociones de distanciamiento (o negativas) como el disgusto, ira o tristeza, para momentos específicos del proceso, ya que se encargan de alejarnos  y por ende limitarnos.

Potenciar lo bueno vs. reducir lo malo o llorar por lo que no tengo

Una buena manera de aumentar la frecuencia de las emociones positivas es poner a las personas en el lugar correcto, que participen del proceso en aquella parte en la que son buenos. Dejar de buscar que todo el equipo esté conformado de puros “Steve Jobs”,  es más, al contrario, lo que buscamos es que cada persona descubra en qué es buena y lo potencie.

trabajo-en-equipo

La transformación no es por memos, es por memes

Entonces supongamos que estamos en el proceso de innovación con más emociones de aproximación que de distanciamiento y que estamos en un equipo en donde todos estamos desafiando nuestras propias fortalezas. La pregunta es: ¿por qué? o ¿qué nos convoca? ¿Qué nos mantiene unidos? ¿Cuál es el propósito?

La innovación debe tener sentido y razón, sería un error convocar equipos de innovadores desde la promesa de EBITDA (Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization), de la meta de venta o de una estrategia definida por lejanos headquarters.  Esto debe ser un llamado superior.

Los equipos innovadores dejaron de buscar los “logros”.  Hoy el foco está en el impacto.  Un impacto que permite resignificar las tareas cotidianas, incluso las más aburridas. Ese impacto que nos permite articular ese equipo al que gestionaremos emocionalmente y desde sus fortalezas.

No te pierdas el resto del artículo en nuestra próxima edición impresa.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply