Innovation for Growth, por Tom Kelley

Para finalizar su charla de #Reinvention2015, Tom Kelley nos da un último gran consejo y tips sobre cómo seguirlo.

«Si estás en el primer puesto, debes prestar atencióny tener el doble de cuidado.» En cualquier momento alguien podría superarte. Le pasó a Sony, mientras competía con Samsung en innovación, cuando ante su aparente victoria, Sony empezó a innovar mucho más lento. Así, en el 2005, Samsung superó a Sony y lo sigue haciendo mientras la brecha se hace cada vez más y más ancha. En conclusión, no hay que confiarse, no hay que dejar de innovar, pues el primer paso a la extinción.

Tom Kelley explica que esto pasa tanto en la historia natural, como en los negocios.  Para esto nos invitó a no olvidarnos de los dinosaurios: enormes criaturas que sin duda gobernaron la tierra durante mucho tiempo, pero que cuando ya no pudieron evolucionar y adaptarse, fueron superados por todas aquellas pequeñas criaturas que sí. A diario tenemos que poder preguntarnos si estamos esforzándonos y siendo capaces de adaptarnos a los cambios.

Pero, ¿cómo mantenemos una mente fresca y abierta que se adapte a todo? ¿Cómo lo logramos?

Piensa como un viajero. Observa el mundo. Cuando viajas, tu cerebro se enfoca mucho más, quiere ver cada pequeño detalle del lugar que lo rodea, sea grande o pequeño. Esa capacidad es muy útil, pues a través de la observación puedes encontrar aquellos detalles en los cuales se puede esconder la gran oportunidad para innovar. Observa cuidadosamente por esas ideas y oportunidades que otros no advierten. Recuerdemos la frase de Marcel Proust: “La acción de descubrir no consiste en encontrar nuevas tierras, sino en ver con nuevos ojos” A este acto, Tom lo llama vujade: lograr ver un lugar en el que has estado millones de veces, con ojos completamente nuevos. Es captar una oportunidad que está frente a ti.

Mira la vida como si fuese un experimento. Aquí yace el tercer elemento de Design Thinking que Tom Kelley presentó en su primera charla: el prototipado. La vida es para experimentar cosas, sea que triunfen o fallen. James Dyson, creador de una aspiradora, hizo 5128 prototipos antes de poder encontrar el adecuado. Todos esos intentos, que podrían considerarse fallidos, no son más que la alimentación del gran éxito del prototipo final, que consiguió perfeccionarse. Cuando experimentas, tendrás que encontrar la manera de hacer prototipos buenos y baratos, no siempre es fácil, pero es sumamente necesario. Muchas veces no tendremos quién apoye nuestras ideas, así que lo mejor que se puede hacer es preparar un prototipo rápido, barato, que consiga tangibilizar la idea para que los demás la puedan ver mejor.

Expande las ideas de los otros. NO, no quiere decir que robes o plagies. Quiere decir que traigas nuevas ideas que aporten a aquellas que ya existen y las transformen en algo completamente nuevo y diferente. Por ejemplo, el Great Ormond Street Hospital, de Londres decidió aprender de Ferrari cómo ser más eficiente, debido a que los técnicos de Ferrari pueden cambiar una llanta en segundos. Lograr esto requiere, más que nada, humildad. Es complicado trabajar sobre las ideas de los demás, pero puede ser muy productivo y generar grandes descubrimientos.

Encuentra ideas nuevas con un “reverse mentor”: en vez de ser tú la persona mayor que “cuida” o guía o a los más jóvenes, consigue a alguien joven que te guíe a ti, que te enseñe cosas que no hayas visto, que te sumerja en otras realidades. Vas a aprender muchísimo. Garantizado.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply