Rompiendo fronteras: Mayra Félix y su infinito aprendizaje en Google

Para la guayaquileña Mayra Félix hay dos claves para alcanzar los objetivos: aprender constantemente y perder el miedo al “no”. Con apenas 25 años, ella trabaja como Manager de Proyectos Estratégicos en Google, en Mountain View (California).

Mayra estudió Política Internacional en Georgetown University (Washington, DC.) donde —dice— aprendió a ser analítica, inquisitiva, e independiente; características que cree le permitieron llegar adonde está hoy. “En Georgetown tuve la suerte de aprender de los mejores expertos y de rodearme de compañeros brillantes, de todas partes del mundo. Fueron años de mucha exigencia académica que me impulsaron a desarrollar mi lado intelectual y  formar las bases para mi carrera”, recuerda.

Fue ahí que formó las conexiones profesionales que más tarde la llevaron a Google. En 2013, luego de graduarse, se mudó a San Francisco para trabajar como Gerente de Cuentas para Latinoamérica para el gigante tecnológico.

Cuenta que al inicio fue una experiencia “intimidante” pero el ambiente colaborativo en Google le permitió salir adelante, llevándola en 2015, a ocupar el cargo que tiene hoy; en el que maneja funciones de data, marketing y ventas.

Ella describe el ambiente en Google como equitativo en el tema de género. Su equipo está formado por “muchas mujeres capaces, preparadas y altamente exitosas” y dice que a lo largo de su organización hay mujeres ocupando posiciones de liderazgo importantes.

Aunque trabajar en una empresa tan grande tiene muchas recompensas, ha tenido que pasar por importantes desafíos. Uno de los retos más grandes, dice, fue convertirse en experta en un área totalmente ajena a su formación académica.

“Mi trabajo en Google requiere de mucho análisis cuantitativo, algo en lo que no me había especializado. Fue ahí cuando me propuse aprender todo lo necesario para ser exitosa en mi rol y comencé a tomar clases de Big Data en Stanford y a entrenarme en todo lo relacionado a análisis de datos. No fue fácil, pero ahora estoy mucho más preparada”, dice.

Mayra tiene claro que el aprendizaje no termina en la universidad. Esa sed de aprendizaje ha sido clave para crecer dentro de la empresa e incluso personalmente, convirtiéndola en una profesional mucho más completa. “El mundo profesional es tan competitivo que es importante invertir tiempo en aprender y desarrollar nuevas habilidades”.

Otro factor determinante en su carrera ha sido “perderle el miedo al no”. Recuerda que desde joven, le gustaba plantearse metas altas, que a veces podían parecer imposibles, como aplicar a Georgetown y llegar a Google. “Muchas veces me pregunté: ‘¿qué pasa si me dicen que no?’. Pero mis padres siempre me decían: ‘lo peor que te puede pasar es que te digan que no, pero si no lo intentas nunca vas a tener la posibilidad de obtener el sí’. Esta es una de la lecciones más valiosas de mi vida y todavía forma parte de mi filosofía de vivir”.

Mayra no descarta volver a Ecuador, pues considera que “es y siempre será” su hogar. Regresaría, en el futuro, para aplicar lo que ha aprendido en el ámbito tecnológico con el fin de crear nuevas áreas de desarrollo en el país. “La tecnología tiene el poder de mejorar la calidad de vida de las personas, traer mayores eficiencias y crear oportunidades de desarrollo económico. Creo que muchas de estas innovaciones se podrían aplicar en Ecuador”.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply