Secretos de mamás: la industria a través de sus ojos

Para las mujeres que viven la aventura de ser mamás, hay un antes y un después en sus vidas. Cambia la forma de ver el mundo, los hábitos de consumo y la forma en que toman decisiones. Incluso, puede cambiar el modo en el que perciben su entorno laboral.

Conversamos con tres madres de la industria y nos contaron cómo cambió su vida desde la llegada de sus hijos al mundo.

¿Cómo cambió tu pAngie Aguirreercepción de la industria al convertirte en madre?

Desde que lo soy estoy mucho más alerta, preventiva, sensible y muy pendiente de que lo que haga siempre sea en beneficio de mi familia y los demás, siempre creando ideas para mejorar, construir y/o consumir positivamente.

Angie Aguirre

¿Qué hábitos de consumo cambiaron desde que eres mamá?

Ahora invierto más en distracción para ellos. Los juegos para niños hora son parte de nuestro presupuesto y tiempo en familia. Así como el pan de yuca del fin de semana, salir a patinar o la infaltable ida al cine. En definitiva no sólo cambia el presupuesto, sino el tiempo que invertimos para realmente disfrutarlo junto a ellos.

Por ejemplo, antes de tenerla a Emilia me compraba una blusa para mí, ahora compro feliz vestiditos para sus Barbies y jugamos a vestirlas, nos encanta.

A-D-Angie-Aguirre

¿Cómo cambió tu percepJimena Babración de la industria al convertirte en madre?                                          

Más allá de los hábitos de sueño, la maternidad cambia drásticamente la vida de las mujeres y las parejas; se modifican los hábitos de consumo. Las prioridades en la vida cambian, ahora los hijos son lo primero y al ser madre ves cómo el ciclo de vida familiar influye directamente en tu percepción de la industria.

Como profesional, al pasar por la maternidad, te das cuenta de la importancia de la segmentación. Debes contrastar los factores de gasto entre las personas en etapa de matrimonio, parejas con bebés, con niños en edad escolar, adolescentes, etc. Los patrones de gastos son importantes y varían dependiendo de los ingresos pero en general los padres van a privilegiar la satisfacción de las necesidades de sus hijos antes de las propias.

Lógicamente hay productos “básicos” mercadeados masivamente pero cuando encuentras alguno que ha sido desarrollado pensando en las necesidades de las madres, desarrollas un vínculo y grado de lealtad mayor.

Jimena Babra

¿Qué hábitos de consumo cambiaron desde que eres mamá?

Antes de ser mamá, los consumos se centraban en mis necesidades y gustos especiales. La vida era diferente pues recibía más amigos en la casa, salía a comer fuera y me daba muchos más gustos personales.

Al ser madre las prioridades cambian totalmente, nos volvemos compradoras y consumidoras más responsables y conscientes. Ahora comparamos precios, buscamos descuentos, escuchamos las opiniones de otras mamás con más experiencia, ponemos atención a las recomendaciones del pediatra y buscamos online opiniones de consumidores.  La meta es que a nuestros hijos no les falte nada  e incluso dejas de comprar tus productos o “pequeños lujos” para asegurarte que tus hijos tienen lo que necesitan.

En esta etapa, lo más importante es la “seguridad” de los niños; ahora ponía atención en cosas en las que no me fijaba antes: si los productos eran hipoalergénicos, si tenían colorante, contenido de azúcar, si eran seguros para tragar sin atorarse, etc.

A medida que los hijos crecen, los productos que consumen cambian pero siguen siendo prioritarias sus necesidades.

 A-D-Jimena-Babra

 

¿Cómo cambió tu pKarla Hi Fongercepción de la industria al convertirte en madre?

No cambió mucho, pero reafirmó el tema de que es una industria poco amigable con la maternidad. Por suerte existen empresas un poco más conscientes del tema que sí se preocupan por el rol de madres que cumplen muchas ejecutivas y del impacto del mismo sobre la sociedad, pero todavía falta un montón. Es una industria que debe empezar por eliminar el machismo que está todavía bastante marcado.

Karla Hi-Fong

¿Qué hábitos de consumo cambiaron desde que eres mamá?

¡Cambiaron todos! Ahora veo primero las cosas para mis hijos. Como madre, empiezas a descubrir categorías antes inexistentes, desde pañales hasta comida saludable; a leer más las etiquetas, a escuchar recomendaciones de otros usuarios, entre otras cosas.  Esto aplica tanto para productos como servicio. Los servicios tienen un peso mucho más importante, tienes que encontrar desde el mejor pediatra hasta el mejor kínder, restaurantes más amigables para niños (espacio para los coches, sin muchas cosas para romper, alimentos saludables y sencillos), lugares con parqueos rápidos o mejor aún si cuentan con drive thru. Otros hábitos de consumo empiezan a disminuir o a desaparecer sobre todo por tiempo al menos en los primeros meses de tener un bebé en casa, como ir a la peluquería, el gimnasio, o salidas al cine.

A-D-Karla-Hi-Fong

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply