La paradoja de la innovación

TIDCO

Una cultura que fomenta la innovación es buena no solo para el negocio, sino para las personas que son parte de él. Todos la valoramos, la ansiamos y estamos cada vez más dispuestos a invertir en ella.

Y si le preguntamos a cualquier profesional de la industria si les gustaría trabajar en una organización en la que los comportamientos innovadores sean la norma, ninguno jamás dirá que no.

Pero en ese camino, hay una gran leyenda urbana alrededor de esas culturas organizacionales: lo divertidas que son. Y es que si lo pensamos impulsivamente, cuando se habla de innovación, viene a nuestra mente una oficina de colores, frases motivadoras en las paredes, muebles fancy, espacios colaborativos y demás unicornios que solemos imaginar luego de ver fotos de los headquarters de grandes compañías en Silicon Valley.

Ecuador no es la excepción

Para poner a prueba el mito, le apostamos a la vieja confiable: nuestro Insights Debates. Y estas fueron algunas de las respuestas que encontramos:

Emily Pena El papá de Gael Gabo Vallejo Anabell Aguilar

 

 

 

 

 

 

Es el sueño, sí. Pero no basta solo con idealizarlo. Las culturas innovadoras requieren de arduo trabajo para crearlas y sobre todo, sostenerlas. ¿Qué se necesita para lograrlas?

Acudimos a nuestra comunidad para guiarnos. Para Claudia Herrera, Jefe de Innovaciones y Brand Manager de Categoría Sardinas en NIRSA, la innovación necesita procesos claros, organización de todos los equipos y un líder que vele por el cumplimiento de todos los proyectos en cola.

“Los que más claros deben estar son los dueños o CEOs porque son quienes deben tener el compromiso, poner el ejemplo y saber esperar”.

Jennifer Fernández, Gerente de Marketing de la CFN, coincide con Claudia en lo último. Para ella, la innovación -al igual que otros aspectos inherentes al desarrollo económico- son dinámicos y por consiguiente, poseen velocidades distintas a lo largo del tiempo.

Es por eso que en este proceso, la paciencia es vital, ya que dado que la innovación involucra la exploración de lo desconocido e incierto, hay gran probabilidad de equivocaciones en el camino. Aprender a lidiar con el tiempo, esfuerzo y dinero que eso conlleva, requiere tolerancia al fracaso.

Otro de los aspectos a tomar en cuenta es la estructura. Suele pensarse que mientras las compañías pequeñas son más ágiles para tomar decisiones, las multinacionales tienen la ventaja de construir a largo plazo gracias a la lealtad de sus consumidores y la abundancia de recursos. Pero no siempre es así.

Rodrigo Sarzosa, Regional Brand Manager en Unilever, considera que es complejo obtener el tiempo y compromiso de los equipos para generar iniciativas consistentes que perduren. Para él, es precisamente ahí donde las empresas pequeñas pueden ser más disruptivas en el mercado. Eso sumado a unas PYMES valientes con disposición para experimentar, se les atribuye una ventaja frente a las multinacionales.

Para Claudia, además hay un tema de organización horizontal que hace posible que los equipos se involucren en las decisiones, aporten y desarrollen el proyecto en conjunto con sus líderes.

La paradoja

Poco a poco encontramos que la innovación también tiene su otro lado de la moneda. Ese que pide un balance entre las partes divertidas que a todos nos gustan, y aquellos comportamientos más duros que harán que las cosas funcionen.

Por ejemplo, la tolerancia al fracaso necesita una intolerancia a la incompetencia, la disposición a experimentar requiere una rigurosa disciplina y la jerarquía horizontal pide un fuerte liderazgo.

Entonces resulta que las culturas innovadoras son paradójicas. Como las personas, como la vida y el conocimiento mismo.

¿Cómo llegan los profesionales locales como Claudia, Jennifer y Rodrigo a estas conclusiones? Haciendo lo mismo que sus instituciones: capacitándose. Para Claudia, siempre es bueno tener referentes de marcas y personas admirables, mientras que para Rodrigo es valioso conocer metodologías y aprender de sus pares.

A nivel local, ya son algunas las opciones que presentan perspectivas variadas sobre la innovación, cómo impulsarla, lograrla y mantenerla. Eventos como Reinvention, TIDCO o EXMA congregan cada año a profesionales de la industria que buscan desafiar la paradoja de la innovación.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply