Spotify demuestra el correcto uso de Big Data

spotify-destacada

La manera en la que consumimos música ha cambiado radicalmente desde que apareció el Internet. Con un solo click, los límites desaparecen y tenemos acceso a toda la música que existe en el mundo. Y plataformas como Spotify, Google Play Music, Pandora, Deezer, Tidal y Wefre, se enorgullecen de ofrecer catálogos musicales capaces de satisfacer cualquier gusto.

Un servicio masivo, pero personalizado

Como ya todos sabemos, nada de lo que hacemos en la web pasa desapercibido. Porque mientras nosotros escuchamos las canciones que más nos gustan, estas plataformas nos escuchan a nosotros.

Spotify, por ejemplo, siendo el servicio líder de streaming, recoge millones de datos de los consumidores sobre sus preferencias musicales, cuáles son los géneros que más escuchan, su localización, su edad, incluso sus hábitos de consumo. De esta manera, gracias al Big Data, los usuarios reciben playlists semanales con recomendaciones seleccionados a partir de sus gustos particulares.

Mediante inteligencia artificial y una herramienta llamada Nestify, esta empresa comienza por intentar entender cuáles canciones has estado escuchando y cuántas veces lo has hecho. Eso se combina con la información disponible acerca del artista, para aterrizar un poco tus gustos. Luego todo se eso se mapea en función a la información cultural que existe acerca de la música que has escuchado. Por ejemplo, si es bailable, si es relajante, etc. Finalmente, toda esa información se contrasta con los otros 100 millones de usuarios que utilizan la plataforma para encontrar similitudes y poder entender mejor al usuario y hacerle recomendaciones acertadas.

spotify-mapeo

A medida que los algoritmos mejoren, podrán determinar no sólo perfiles musicales sino contextos de consumo. Por ejemplo, diferenciar si alguien escucha el soundtrack de Frozen porque le gustan las canciones de Disney o porque tiene hijos. Pronto, tendrán un mejor entendimiento acerca de qué escuchan, cómo, cuándo, y cómo se relaciona esa música con otra.

Humanización de la tecnología

Esta semana, demostraron que el Big Data no sólo puede servir para mejorar los servicios. También puede servir para desarrollar campañas creativas.

Activaron una campaña de displays y vallas en edificios de varias ciudades bajo el concepto “Gracias 2016, ha sido un año raro”. Para esto, utilizaron datos y hechos ocurridos en diversas partes del mundo para crear copys muy divertidos.

Entre las frases que se difunden se hace referencia a las elecciones de Estados Unidos, al Brexit, a la cantidad de veces que alguien escuchó Sorry de Justin Bieber en San Valentín, etc.

Cuando se utiliza Big Data correctamente, se pueden encontrar data points únicos para generar acciones inteligentes y cautivadoras. Es una forma increíble de humanizar la tecnología y funciona particularmente bien para Spotify, porque las personas tienen una relación muy emocional con la música. Y en un panorama, en el que la mayor parte de servicios de streaming cuestan lo mismo y tienen catálogos musicales similares, la personalización juega un rol muy importante.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply