Iconic brands: el imperio mundial de Heineken

Lo que empezó en Ámsterdam como una receta familiar, es hoy la cerveza internacional más famosa y prestigiosa del mundo. Estamos hablando de Heineken. Esta marca domina el mercado con más de 165 fábricas de cerveza ubicadas más de 70 países. De esta manera, logran vender anualmente, 2’ 500.000 cervezas.

Por si fuera poco, no solo son exitosos en el ámbito de sabor y calidad del producto, resultado de dedicarse 10 años en la receta. También es una marca que debería ser un referente para cualquiera que busca destacar en su comunicación. En el 2015 -año en que la marca cumplió 150 años– fueron anunciados como el “Creative Marketer of the Year”  en el Festival Cannes Lions.

Hoy, les damos la oportunidad de revivir la increíble historia de Heineken, un viaje que nos enseña mucho.

Los primeros pasos

Vayamos a 1864, año en el que el primer personaje de la familia Heineken -Gerard Adriaan- comenzó con esta visión de negocio que ha trascendido en el tiempo.

Una vez establecido el negocio y la marca, la familia se planteó una única filosofía: lo más importante de nuestra cerveza es la calidad.  Para transportarla, la cerveza era trasladada en bote, por lo que se enfrentaba a condiciones de tiempo que afectaban al producto. Entonces, decidieron instalar su propio laboratorio de química con expertos en el tema para encontrar las soluciones necesarias.

El resultado fue crear nuevas máquinas para congelar el producto, innovación que luego la exportaron a otros países de Europa y los convirtió en pioneros de este sistema. Hasta la actualidad, Heineken respeta bastante sus métodos de control de calidad y mantiene su firme promesa de brindar un sabor excepcional.

Una cerveza internacional

En 1889, ya estaban en la Exposición Mundial en París donde recibieron un diploma por la calidad de su producto. Incluso en la etiqueta -que mantienen hasta la actualidad- decidieron colocar este logro. Son las dos medallas ubicadas abajo del nombre.

En 1900, fueron la primera cerveza en ser importada a África. En 1932 llegaron a territorios asiáticos y en 1933 cumplieron un sueño: llegar a América, después de 13 años de prohibición.

Ellos se encargaron de que cada país vecino tenga una fábrica de la empresa. Y por supuesto, que conquiste ese mercado local. Con sus esfuerzos en marketing y comunicación, hoy están presenten en todo el planeta.

150 años de creatividad

En el 2015, la marca celebró sus 150 años en el mercado. Empezaron desde los medios más tradicionales hasta ser estrellas del Internet.  Definitivamente, un factor constante en sus acciones fue tomar riesgos creativos y estratégicos. Mírenlo ustedes en este increíble video donde Gianluca Di Tondo, Director de Marca Global, junto a su equipo de marketing, nos cuentan sus secretos:

Ellos lograron que tomar cerveza se convierta en una pasión. Más, si es Heineken. Para unirnos en esta celebración, les presentamos  una colección de los mejores comerciales de la marca. Todos, con ese mismo tono cómico y exagerado que lo diferencian de toda su categoría:

Los insights han sido parte fundamental de la comunicación de la marca. Esto demuestra que Heineken siempre ha buscado contar historias vivas, humanas que impacten e involucren a su consumidor. Cuando hablamos de riesgos creativos y estratégicos, nos referimos a esta activación que obtuvo un león de oro en el Festival de Cannes Lions 2014:

Y no lo hicieron solo una vez. En Brasil realizaron una acción similar que tuvo una inmensa presencia en redes, generó conversaciones y brindó un valor único a la marca:

Con esta increíble trayectoria, Heineken nos dejó algo claro: empecemos desarrollando un buen producto, mantengamos la promesa de calidad, tengamos una visión global y luego, empecemos la conquista.  Una vez construida la marca, explotemos la creatividad y contémosle al mundo lo que somos capaces de hacer. Así, Heineken ha construido un imperio, el cual difícilmente será derrocado.

 

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply