X-Data: cómo cerrar la brecha de la experiencia

x-data-02

Incluso las compañías que mantienen sus márgenes de ganancia en aumento saben que, en cualquier momento, todo puede cambiar. Existen un sinnúmero de factores externos que afectan nuestras estrategias, y por esto, tenemos que estar preparados. Por suerte, siempre se puede analizar las tendencias que surgen en diversas industrias. Esto permite prepararse para lo nuevo que pueda suceder, e incluso, actuar antes de que lo haga.

Tendencia #1: La búsqueda de un nuevo tipo de data

Hoy, las organizaciones tienen más datos que nunca, pero todavía hay puntos ciegos. Claramente, la respuesta no es más datos, sino datos diferentes. ¿Por qué? Porque las empresas están llegando a los límites de lo que pueden saber y predecir a través de datos operacionales y están buscando mejores mediciones.

Esto nos lleva a buscar un nuevo tipo de datos. Algo que nos dé un mejor ángulo en los desafíos de hoy. Todo el mundo está en la búsqueda de datos de la experiencia (X-Data). Esta es capaz de involucrar a las personas correctas en tus conversaciones estratégicas. Ya sean empleados, consumidores, o incluso clientes potenciales. Estos son los proveedores finales de valor para tu empresa. Y dándole una voz a sus experiencias, te puede poner un paso por delante de la competencia. Pero primero hay que cerrar una brecha.

Tendencia #2: La brecha de la experiencia

Vivimos en un mundo nuevo. Aquellas empresas capaces de brindar grandes experiencias, serán recompensadas. Las que no, serán castigadas.

x-data-01

¡Sólo el 8% está de acuerdo! Esa es la brecha de la experiencia. Durante años, muchísimas marcas han intentado conciliar lo que creen que está sucediendo con lo que realmente está pasando. Pero están usando la data equivocada. Para empezar, tienen que entender que hay dos tipos de data: la operacional y la de experiencia.

O-Data: esta es capaz de entregar récords tangibles de actividades tangibles. Información de ventas, de finanzas, de recursos humanos… Esta data es útil y, en los últimos 20 años, ha llegado a automatizarse increíblemente. Hoy, la mayoría de empresas tiene acceso en tiempo real a un montón de indicadores. Las que no, quedaron atrás.  ¿El problema?  Tener O-Data ya no es una ventaja competitiva. Para esto, se necesita X-Data.

X-Data: esta mide factores humanos. Creencias, emociones, sentimientos. Aquí es donde se encuentra la información que permite unir lo que creemos que está pasando con la realidad. Mientras O-Data nos permite analizar el pasado, X-Data nos deja visualizar el futuro. Y aquellas empresas que no dominen este nuevo tipo de data, fallarán una y otra vez.

Tendencia #3: Cuatro experiencias convergentes

Es posible estar preparados. Y por esto, la tendencia más grande que hemos visto es la de evitar sorpresas. ¿Cómo lo logran? Manejando cuatro experiencias clave: de producto, de consumidor, de empleados y de marca.

Es importante enfocarse en todas estas experiencias simultáneamente, pues son interdependientes. Por esta razón, Experience Management, se volverá esencial para las empresas.

Cuando una marca logra controlar la experiencia completa, puede controlar su futuro. Y esto sólo se logra con la combinación correcta de O-Data y X-Data. Esta última nos pone en el lado correcto de los cambios. Nos permite ver los puntos ciegos, bloquear los desafíos y ser más innovadores.

¿Listos para cerrar la brecha de la experiencia?

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply