Deberías comenzar a prototipar todas tus ideas

prototipar 1

Usualmente cuando comenzamos a resolver un brief creativo, buscamos caminos y luego los bajamos. La fase de prototipar y  bocetar propuestas se realiza cuando las ideas ya están bastante aterrizadas. Así, presentamos al cliente con la esperanza de que las aprueben. Pero, ¿qué pasaría si compartieras un prototipo de tus ideas de inmediato, sin importar si están aterrizadas por completo o no? 

Ok. Quizás este proceso no es para todo el mundo, para a veces es mejor probar una dirección desde el inicio. Es decir, antes de recorrerla hasta el final. Se trata de experimentar y conversar con el cliente: hacerlo parte del proceso. Y así, pensar juntos “¿qué pasa si hacemos esto?”

Aquí hay 4 pasos que debes considerar al crear prototipos:

1- Aprovecha tu nueva perspectiva

prototipar 2

Antes de sumergirse en la industria o las restricciones del producto, da un paso atrás e imagina si no hubiera límites a lo que podrías diseñar. ¿Cómo se vería eso?

2- Identifica lo que te emociona a ti y a tu equipo

prototipar 3

¿Qué te inspira personalmente a participar en este proyecto y cómo se puede traducir en la experiencia? No lo pienses más. Toma una interacción clave de la experiencia actual y añádele algo inesperado. Esta es una oportunidad para probar los supuestos iniciales con la mente de un principiante y generar ideas radicalmente nuevas.

3- Traduce tu entusiasmo en prototipos (con el contenido que tu cliente entiende)

prototipar 4

Utiliza el contenido actual del producto de tu cliente como punto de partida. Tener algo que tus clientes pueden reconocer y entender fácilmente es una gran manera de llevarlos a una conversación de diseño. No pienses en crear flujos largos en esta etapa temprana. Imagina tu prototipo como un teaser a un producto que está a punto de cobrar vida y centrarse en momentos clave de interacción.

4- Resalta donde tu cliente ve oportunidades de diseño

prototipar 5

Los prototipos rápidos son una gran manera de abordar las esperanzas y los temores y aprender, desde un punto de vista de la usabilidad, dónde tu cliente ve oportunidades. Hacer esto en una etapa temprana del proyecto, ayuda a no ir en la dirección equivocada.

Sobre todo, recuerda: un sentido compartido de emoción entre tu cliente y tú, le da a tu equipo un importante impulso de confianza. Ayuda a establecer las expectativas, y haz que todos se sientan inspirados para empujar a un nuevo nivel.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply