Cards Against Humanity busca detener el muro de Trump

CAH-saves-america

¿Recuerdas esa promoción del Black Friday en la que Cards Against Humanity consiguió que un grupo de personas comprara poo? ¿Qué pasa con el año pasado, cuando recaudó más de $ 100,000 solo para cavar un hoyo? “El juego para gente horrible” adora perder dinero de forma transparente. Y acaba de lanzar su última campaña: Cards Against Humanity Saves America. Considerando lo que la experiencia nos ha enseñado, nos tomaremos su iniciativa en serio.

¿Cómo salvar a EE.UU.?

“Es 2017 y el gobierno está siendo tirado por el retrete”, dice el sitio web. “No tenemos otra opción: Cards Against Humanity va a salvar a Estados Unidos. No hay tiempo para preguntas, ahora es el momento de actuar. Tú nos das $15, y te enviaremos seis sorpresas que salvarán a América, directamente a tu puerta. Será divertido, será raro, y si votaste por Trump, quizás quieras dejar pasar esta ocasión”.

La campaña es un ataque frontal contra la administración actual. Específicamente contra la propuesta insignia de Trump: construir un muro entre los Estados Unidos y México, que México pagará.

Aquí está el anuncio, que es una proyección realmente optimista de cómo todo esto va a pasar.

¿No lo entiendes? Aquí hay una tabla útil:

cards against humanity _saves_america

¿Qué obtienes por esos $15, aparte de lo que el sitio llama “un verdadero montón de sorpresas”?

“Hemos comprado una parcela de terreno baldío en la frontera y hemos contratado un bufete de abogados especializado en dominio eminente para que construir el muro sea lo más lento y costoso posible“, explica un hilarante FAQ. “Los beneficiarios de All Cards Against Humanity Saves America obtendrán un mapa ilustrado de la tierra, un certificado de nuestra promesa de luchar contra el muro, algunas tarjetas nuevas y algunas otras sorpresas”.

Una marca con posturas políticas

Esta no es la primera vez que CAH toma una política o causa social. Es más, la marca a estado especialmente ocupada desde las elecciones de 2016. En febrero, el fundador de la compañía envió su juego más nuevo, Secret Hitler, a los 100 senadores de los EE. UU.

Y en julio lanzó Cards Against Humanity for Her. Se trataba de un juego de cartas exactamente igual al original, excepto que era de color rosa y costaba $5 más de lo normal. Esta era una crítica perversa al conocido Pink Tax.

Cards Against Humanity Saves America salió a la venta hace una semana, en una venta que duraba solo cinco días. Como era de esperar, ya está agotado. El fundador de CAH, Max Temkin, escribió en Twitter que las 150,000 unidades fueron adquiridas en unas nueve horas, lo que es bueno para una recaudación de fondos rápida de $2.25 millones.

Por supuesto, existen quienes no están de acuerdo con la postura política de la compañía. Y hay un FAQ bastante grosero para ellos en la web de Cards Against Humanity. Mientras tanto, nosotros diremos lo obvio: ¡esta idea es simplemente genial!

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply