Rompiendo fronteras: un creativo que llegó muy alto

Hacer carrera fuera de Ecuador siempre fue la meta de Cristhian Defás, quien llegó hace tres años y medio como Director de Arte a Nexus BBDO en La Paz (Bolivia) y hoy  es Director General Creativo en esa agencia.

Mientras estaba en el país, Cristhian, a quien sus conocidos llaman ‘oso’, trabajaba para hacer realidad su sueño. «Sabía que cada lugar al que entraba debía servirme como plataforma para poder alcanzar mi objetivo. Siempre estuve rodeado de grandes mentores y creo que eso fue lo que me trajo hasta acá. La meta siempre debe ser aprender y sentirte inspirado. Si eso no está pasando, es mejor salir y buscar otro lugar».

Cristhian, diseñador gráfico y publicitario de profesión, inició su carrera como diseñador en Doble Click. Luego pasó a Lado B, Strategia y Táctica Publicitaria. «Todas estas oportunidades, aunque fugaces, fueron de gran ayuda para ir aprendiendo del oficio», cuenta. Además, tuvo la oportunidad de hacer prácticas en FiRe Advertainment (Buenos aires), donde obtuvo inspiración para hacer mucho más que diseño.

En 2009, entró a Coleto como Director de Arte, «con muchas ganas de aportar y aprender». Esta etapa la describe como genial debido a las personas de las que se rodeó: «se juntó mucho talento ahí y fue un gran semillero creativo».

En Coleto fue parte de varios premios en festivales como El ojo de Iberoamérica, Caribe y Effie. A finales de 2012, tras casi cuatro años de experiencias «inolvidables», dejó Coleto para iniciar la nueva aventura en Nexus BBDO en La Paz.

A Bolivia llegó tras recibir la oferta de Javier Ramírez (DGC de BBDO en ese momento) para unirse como Director de Arte para el Banco Nacional de Bolivia. «Envié mi book, entré a una preselección y luego recibí la llamada del CEO para decirme que fui elegido, tres semanas después estaba subiendo al avión», recuerda.

Uno de los primeros choques, por ser guayaquileño, fue enfrentarse a la altura de La Paz, además de sus diferencias culturales: la describe como una cultura más hermética y conservadora. «Es más difícil que se arriesguen a decir o mostrar ciertas cosas pero de a poco con estrategias claras y bien sustentadas los clientes han comprendido que los mensajes que enviemos no pueden ser tibios».

Pero el trabajo duro ha tenido sus recompensas. Una de las experiencias que más satisfacción le ha dado, ocurrió hace un año, cuando la agencia realizó una gran campaña para YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos). Cuenta que fueron 12 días de filmación en varias partes de Bolivia con cuatro corredores participantes del Dakar.

Entre sus mayores retos, destaca el trabajar con PepsiCO, ya que todas las campañas deben ser aprobadas en Argentina y Perú. Ser extranjero, dice, también ha sido un desafío porque «todos esperan mucho de ti y mi objetivo desde el primer día acá siempre fue dejar en alto el nombre de Ecuador».

Cristhian cree que para destacar, no hay una fórmula específica, pero se necesita pasión, esfuerzo, paciencia y buen humor. Recuerda que hace algún tiempo, uno de sus jefes y gran amigo le dijo: «No basta con ser bueno, tienes que ser extraordinario». Y es lo que ha guiado su carrera hasta ahora.

Su siguiente meta es que su trabajo sea reconocido dentro y fuera de Bolivia, «ya sea con estatuillas o con comentarios positivos». Para este guayaquileño, es importante seguir aportando al crecimiento creativo del país y seguir subiendo la vara. Otra de sus metas a mediano o largo plazo es conocer otros mercados.

¿Qué lo haría volver a Ecuador? Un desafío mayor que lo haga crecer profesionalmente. Por ahora, cree que aún tiene mucho por hacer en Bolivia, ya que lo considera un mercado que está surgiendo, con clientes que cada vez se están atreviendo a más. «Todavía tengo mucho camino por recorrer antes de regresar».

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply