Atreverse o no atreverse, ¡esa es la cuestión!

Pringles Marcha Día del Orgullo Gay

La semana pasada estuvimos en Dare To, la segunda edición del evento que coloca sobre la mesa aquellas conversaciones incómodas que con frecuencia esquivamos en la industria.

En 2018 se habló sobre diversidad y este año el enfoque fue la valentía que se requiere para tomar decisiones arriesgadas que a pesar del miedo que nos generan, igual nos atrevamos a ejecutarlas.

Así con campañas, presupuestos, estrategias y decenas de ejemplos más con los que nos topamos a diario con las marcas que lideramos.

Pero en estos tiempos, arriesgarse ya no solo involucra ser innovador y disruptivo, sino además plantear y/o unirse a esas causas que a la gente le importan, pero que no necesariamente agradan a todos.

Atreverse o no atreverse, ¡esa es la cuestión!

Un caso local que vimos recientemente fue el de Pringles, una marca que en México, Argentina y Brasil ya lleva tres años declarando su apoyo a los movimientos LGBT+; mientras que en Ecuador se dio apenas en 2019.

¿A qué se debe esta diferencia? Le preguntamos directamente a Esteban De Los Ríos, Brand Manager Andes en Kellogg Company.

“Son países que aprobaron la unión de hecho o el matrimonio igualitario mucho antes que Ecuador, pero nuestras sociedades son muy similares. La diferencia es que el tema se viene hablando desde mucho antes”.

Y aunque por ser una multinacional pareciera que el speech se demoraría en venir al país, Esteban describe el proceso como muy rápido. Para él, esa agilidad se da gracias al compromiso de la compañía con la diversidad.

“Todo se remonta a su fundador, pionero en el empleo de mujeres. Para nosotros, todos somos diferentes, y únicos a la vez. Merecemos igualdad de oportunidades, y es lo que como compañía y con nuestras marcas buscamos”.

Bajo esa premisa, la iniciativa de apoyar la aprobación del matrimonio igualitario en Ecuador se bautizó como “Share The Love”, un gran desafío para este país conservador.

La ejecución

La mejor forma que encontró Pringles de llevar su mensaje a las calles fue a través de una valla que mediante el uso de sus características latas, invitaba a compartir y celebrar el amor por igual.

Pringles

Para Esteban, el principal aprendizaje de esta acción es creer en las ideas y a partir de ahí, tomar riesgos, pero siempre siendo coherentes con la marca.

“Esto no es una acción aislada. Forma parte de la cultura y de los principios Kellogg: inclusión y diversidad en el ambiente laboral para construir una cultura donde los empleados se desarrollen y compartan su talento y pasión en su día a día. Y como marca buscamos crear vínculos con nuestros consumidores, igualmente diversos, para juntos impulsar el respeto y reconocimiento de las personas indistintamente de sus creencias y preferencias”.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply